El Uso Del Reloj De Fichar Por Huella En El Trabajo

Empresas de todo tipo, Ayuntamientos y todo tipo de instituciones utilizan este sistema.

El control de presencia, control de puntualidad, control de horario, y control de productividad, es esencial en la gestión de los recursos humanos en una empresa. Una empresa que desee hacer una gestión de personal eficiente debe tener herramientas que arbitren unas reglas de juego objetivas para todos los trabajadores.

Los sistemas biométricos  ( como el reloj de fichar )  sustituyen a la vieja máquina o reloj de fichar, suponen un salto revolucionario a la hora de apoyar en la gestión de recursos humanos.

Aún así no hay que ver en esta nueva generación de máquinas de fichar basadas en soluciones biométricas como un sistema únicamente dirigido al de control de puntualidad, la ausencia laboral injustificada o patrones de absentismo laboral del personal de una empresa. Si bien es cierto que el uso de esta tecnología puede resultar persuasiva también es una herramienta que puede y debe ser usada en defensa del personal de la empresa.

En definitiva, las soluciones biométricas de control de presencia y horario son un arbitro imparcial que también debe servir para que el capital humano de una empresa pueda conocer cuales son los días de descanso acumulados, o cuantas las horas extras acreditadas, evitando en su caso que el personal de la empresa tengan que “pedir” a la empresa, saber que se les debe, consulta, que en algunos casos puede resultar incomoda, cuando la empresa tiene políticas intimidatorios a tal respecto.

Es por tanto la tecnología biométrica, por resultar un medio de prueba eficiente, una herramienta esencial para hacer cumplir por todas las partes implicadas, el estatuto de los trabajadores, y conseguir una mayor motivación del personal de la empresa.

Las tecnologías biométricas más desarrolladas y que dan los mejores resultados están basadas en la huella dactilar. Los sistemas no almacenan la huella sino que la transforman con un algoritmo en una cifra de 100 números.

Así en los equipos no se guarda la huella sino un número que solo es válido para la aplicación en cuestión. Cada marca tiene su propio algoritmo y los datos de un equipo solo son utilizables en un entorno determinado.

El hecho de no guardar la huella dactilar del usuario permite respetar la ley de protección de datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *